Los riesgos del Viagra en la visión

La investigación científica reciente identificó tres nuevos riesgos relacionados con el uso de Viagra. Ellos son: pérdida permanente de la visión, interrupción de la estimulación eléctrica del corazón y elevación de los niveles de los factores de la coagulación. Abordaremos el primero de ellos, que últimamente ha estado en boca de muchas personas

Si bien hay menos de 100 casos de ceguera permanente inducida por Viagra, esta cantidad es suficiente para poner en duda la eficacia del medicamento. De allí que se ha decidido advertir a las personas sobre estos posibles riesgos, buscando evitar un serio problema de salud pública.

Los ensayos clínicos de la FDA en cuanto a los efectos adversos del Viagra identificaron una deficiencia temporal en la visión relacionada con la sensibilidad a la luz y la distorsión del color azul y verde. Estas advertencias pueden leerse en la etiqueta del envase.

La Universidad de Minnesota publicó evidencia que vincula al Viagra con la neuropatía óptica isquémica no arterítica, o NAION por sus siglas en inglés. La NAION es descrita como un “golpe de ojo”, que ocurre cuando el flujo sanguíneo al nervio óptico se corta. De los 42 informes de ceguera en el estudio, 38 se han atribuido al Viagra, y los cuatro restantes al Cialis.

Debido a esta vinculación, la FDA decidió revisar las advertencias en los paquetes para incluir el riesgo de ceguera permanente. La posición de los creadores del producto, por otro lado, es que la evidencia no indica una relación directa entre el Viagra y esta afección, afirmando que la incidencia de la NAION inducida por Viagra es menor que la que se produce en la población general ,y por tanto no puede estar directamente relacionada con el uso de Viagra.

El inicio de la ceguera permanente ocurriría dentro de las 24 a 36 horas después del uso de Viagra. Existe además una predisposición anatómica en ciertos sujetos a la pérdida permanente de la visión, que tendría que ver con el flujo sanguíneo en el nervio óptico y su conexión al globo ocular.

Asimismo, pacientes con niveles elevados de presión arterial, colesterol y lípidos en sangre, además de diabetes, tienen un mayor riesgo de experimentar una pérdida permanente de la visión.

El Viagra constriñe los vasos del ojo causando una interrupción del flujo normal de sangre a la conexión del nervio óptico con el globo ocular, y es así que se produce un deterioro temporal de la visión o la pérdida permanente de la misma en otros casos.

Deje un comentario